Biografía

Gabrielle Aplin es la joven sensación, más lista que el hambre, con espíritu en su voz y la habilidad de embotellar relámpagos melódicos que ya a los 14 años escribió su primera canción: Ghosts (Fantasmas). A los 17 años, la convirtió en el tema que daba título a su primer EP. A esa misma edad, montó su propio sello, Never Fade Records. Pronto se había agenciado un agente artístico y planeaba sus propias giras por el Reino Unido. Con 18 años ya había publicado otros dos EPs más y dirigía una empresa de artistas DIY (hazlo tú mismo) con ambición de ser rentable y ya con planes para sembrar los beneficios reinvirtiéndolos en otros músicos de inclinación similar que se encontraba por el camino. A los 19 años, Aplin decidió que ya había aprendido lo que necesitaba aprender por sus propios medios y estaba lista para pasar al siguiente nivel. De todas las ofertas que competían por ella de distintos sellos discográficos establecidos, aceptó la de Parlophone. La aprecian – la quieren – por lo que es. Y eso es lo que ella quería.

Canalizando la composición de canciones clásicas con las que sus padres ‘totalmente hippies’ la rodearon en su infancia – Nick Drake, Bruce Springsteen – Aplin ya ha elaborado una selección de himnos atemporales pero también del momento. Grandes canciones, pero canciones que son también íntimas.

Home (Hogar) es un emotivo hit en ciernes que toca la emoción, con un gran barrido coral, que fue Single de la Semana en iTunes y actualmente tiene más de 2 millones de visitas en YouTube. La escribió cuando esta auto-confesa ‘pueblerina’ suspiraba por su pueblo después de mudarse a una de las esquinas más, ah, poco irresistibles de Londres. November se llama así por su mes favorito, hace referencia a una ‘horrible pelea’ que tuvo con alguien cercano a ella y tiene afinidad con sus dos bandas favoritas, Elbow y The National. Es grande, impactante y festivo. Y, en este punto, también le gustaría señalar que empezó su carrera en YouTube haciendo versiones de Katy Perry, Coldplay y, en un concierto en directo más recientemente, Carly Rae Jepsen. Así que también es ‘pop’.

Luego está Ready To Question (Preparada para cuestionar), un divertido número que se nutre de salomas, música de raíces y gospel, inspirado en el gusto de Aplin por la banda sonora de ‘O Brother Where Art Thou?’.

Aunque, la primera del bloque es la instantáneamente pegadiza Please Don’t Say You Love Me (Por favor no digas que me quieres), que se publicó como primer single en Parlophone el 11 de febrero. Unos meses atrás, Aplin tenía el esqueleto de la canción pero no el corazón. Luego una noche estaba viendo la comedia romántica indie ‘(500) Days Of Summer’ (500 días juntos) y “Me di cuenta de que esa película tenía el sentimiento que había estado intentando alcanzar. Era sencillamente una historia muy realista. Luego completar la canción simplemente pasó. Esa es la mejor forma”, dice sonriendo. “Eso es lo que ocurrió también con Home. Las canciones que surgen de forma natural son las mejores. Si son difíciles, cuando las tocas luego, te sientes estresada – te sientes como te sentías cuando la escribiste. Si no disfruté cuando la componía no voy a disfrutar interpretándola”.

Gabrielle Aplin – una artista nueva con experiencia, un talento poco común con ese toque cotidiano – sabe quién es y a dónde va. Y está determinada a llevar a los fans, viejos y nuevos, con ella.

“Creo que la gente se ha visto atraída hacia mi honestidad y mi franqueza, supongo, y el hecho de que interactúo e involucro”. Añade. “No es como si estuviesen escuchando a alguien que no está ahí. Respondo a los fans en mi página web y a través de Twitter. Simplemente soy muy sincera también en términos de escribir canciones. Y ser sincera me ha llevado hasta aquí. Así que voy a seguir haciendo eso”.

Música autodidacta, Gabrielle tiene ya ideas firmes sobre lo que quiere.
Canciones en las que cree firmemente: “Si no te gusta una canción y tiene éxito, vas a tener que estar cantándola durante el resto de tu vida, ¡y te odiarás a ti misma! Tienes que ser tú misma.”

Un productor del álbum que le dé a sus canciones el mejor sonido posible: “La gente se sorprende bastante cuando digo que trabajo con un productor de pop de gran reputación (Mike Spencer - Rudimental, Alex Clare, Rizzle Kicks, Emeli Sande), piensan que puede ir demasiado lejos. Pero realmente no es así – yo no dejaría que esos ocurriese - y él sin duda comprende lo que quiero.”

No decepcionar a las hordas de fans variados que consagraron sus canciones con todos esos millones de visitas en YouTube, que compraron más de 60.000 copias de sus tres EPs independientes, que ayudaron a agotar las entradas de sus seis giras: “Mi canción Home, por ejemplo, simplemente creció, la gente se quedaba prendada. Parecía ser una canción especial. Hace un par de años parecía que mis fans eran todo chicas de 15 años. Pero como mis canciones han crecido, el espectro de fans definitivamente se ha ampliado. Ahora son chicas jóvenes que me admiran, gente de mi edad que se puede identificar con mi música, luego gente mayor que me relaciona con cosas con las que se identificaban cuando eran más jóvenes. Es una buena mezcla.”

Estar segura de que su nuevo sello discográfico sabía exactamente con quién estaban tratando: “Me aseguré de que sabía un poco cómo funcionaba todo. Y nadie podría decir que estaba equivocada porque podía demostrarlo – tenía las estadísticas que literalmente probaban que mis canciones, mis giras y mi presencia en internet funcionaba. Quería aprender sobre todo eso antes de firmar un contrato.”

Ayudar a otros jóvenes talentos: “Hay un montón de artistas que he descubierto y que quiero ayudar – quiero invertir dinero en ellos, para desarrollar su talento.”

Gabrielle definitivamente sabe lo que no le gusta.
Compromiso. O, para ser exactos, no seguir su corazón. “Si no me gusta algo, hago lo que puedo para asegurarme de que no ocurre. No tiene sentido hacer algo que no te gusta porque tienes que vivir con ello.”

Los Ángeles. “No quiero que nunca me hagan ir a Los Ángeles en un viaje para componer. Aunque,” dice con una sonrisa, “pregúnteme de nuevo en diez meses y probablemente te diré, ‘¡Me encanta Los Ángeles! ¡Es mi lugar favorito del mundo!”

Que me dicten un estilismo. O lo que es más importante, que no me arreglen demasiado. “Yo soy así – y ya está.”

Gabrielle Aplin es una chica real con talento real, y una nueva estrella del mañana. Saludemos este soplo de aire fresco.

Web oficial: http://www.gabrielleaplin.co.uk

Escucha

  • Twitter
  • Facebook
  • Deezer
  • Muzu.tv
  • Youtube
  • Spotify
Cultura en Positivo